192015Jul
SUFRIR MUERTE FETAL EN PRIMER EMBARAZO CUADRUPLICA SU RIESGO EN SEGUNDA GESTACIÓN

SUFRIR MUERTE FETAL EN PRIMER EMBARAZO CUADRUPLICA SU RIESGO EN SEGUNDA GESTACIÓN

Las mujeres que en un embarazo incial tuvieron un parto muerto presentaron un riesgo cuatro veces mayor de muerte fetal en segundo embarazo. Esto en comparación con aquellas que tuvieron un nacimiento vivo inicial, según un nuevo análisis realizado por investigadores de Reino Unido.

Este riesgo es más alto que la muerte fetal relacionada con trastornos médicos como la diabetes o la hipertensión. Por ello, es vital realizarse chequeos prenatales. Los ginecobstetras y neonatólogos deben asesorar a estas mujeres que tuvieron un bebé muerto y aconsejarles cambiar factores de estilo de vida como el tabaquismo y la obesidad que se vinculan a un mayor riesgo de muerte fetal.

Causas de la muerte fetal

La definición de muerte fetal como tal consiste en la muerte del feto en gestación de más de 20 semanas o un peso al nacer de al menos 400 gramos. Como en la mayoría de las pérdidas gestacionales, las muertes del feto en útero pueden ocurrir sin que se identifique la causa, sin embargo, existen algunos factores que pueden incrementar el riesgo: Enfermedades crónicas e infecciones en la madre, Preeclampsia y eclampsia, Retardo de crecimiento intrauterino, anomalías congénitas o genéticas, accidentes de cordon umbilical, placenta previa, entre otros.

Especialistas afirman que la muerte fetal es un resultado obstétrico desfavorable más común que se convierte en una experiencia traumática para los padres. Estas parejas necesitan entender por qué sucedió puesto que tiene la inquietud por saber si hay riesgo de muerte fetal en un ebarazo posterior.

Doce estudios evaluaron el riesgo de muerte fetal en el segundo embarazo. Este riesgo es más alto que la muerte fetal relacionada con trastornos médicos como la diabetes o la hipertensión.

Recomendaciones

El Dr. Hilario, ginecólogo de la Clínica OncoGyn asegura que sensibilizar a la población sobre la importancia de la vigilancia médica durante el embarazo y evitar todo factor de riesgo que amenace la gestación, son medidas que ayudarían a disminuir la tasa de muertes fetales y también la tasa de muertes maternas por complicaciones en la gestación.

“Estas complicaciones se pueden evitar si se lleva un adecuado control prenatal y la atención especializada. Si el 90% de las gestantes controlan su embarazo, no van a tener problemas serios en el parto y sobre todo en la salud de sus hijos. Para ellas tenemos en OncoGyn, el Chequeo Integral Materno Fetal, que les ayudará a llevar un seguimiento correcto de su gestación, en beneficio de ella y del bebé”, recomendó el especialista de OncoGyn.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *