92019Jul
Síndrome de Ovario Poliquístico: ¡Lo que las mujeres deben saber!

Síndrome de Ovario Poliquístico: ¡Lo que las mujeres deben saber!

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino y metabólico causado por un desequilibrio hormonal e influido por la genética y estilos de vida inadecuados, donde se desconoce exactamente su origen; además de ser una alteración de las más comunes en edad reproductiva.

El síndrome de ovario poliquístico – SOP, estará presente durante toda la vida reproductiva de la mujer, desde la pubertad hasta la postmenopausia, sin distinguir razas ni étnicas. No tiene cura, pero si se puede mejorar la sintomatología, restableciendo la calidad de vida. Por lo que es importante reconocer los síntomas, los cuales pueden ser:

  • Sobrepeso.
  • Ciclos menstruales irregulares.
  • Ausencia del periodo menstrual.
  • Acné facial, pecho y espalda.
  • Crecimiento excesivo de vello de distribución androide, tales como labio superior (bigote), pechos, ingles, parte interna de las piernas.
  • Infertilidad.
  • Cambios en la piel, como marcas gruesas y manchas oscuras alrededor del cuello, axilas, ingles, pechos.

Además, de estar relacionado a enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y al desarrollo de una posible diabetes, en casos de aumento de peso y obesidad en mujeres con síndrome de ovario poliquístico, ya que es muy común, una de las primeras recomendaciones será bajar de peso, lo que puede mejorar los cambios hormonales.

Por otra parte, las mujeres con ovarios poliquísticos usualmente tienen valores hormonales anormales, incluyendo los niveles de testosterona, estrógeno y la ya mencionada insulina

¿Cómo se diagnostica el SOP?
La Dr. Angelina Sorrentino, ginecóloga de la Clínica OncoGyn menciona que el síndrome de ovario poliquístico es diagnosticado por “la clínica de la paciente, es decir los síntomas que pueda presentar; a través de la ecografía, sea pélvica o transvaginal; exámenes hormonales, que permitan medir las hormonas femeninas como el FSH, LH, estradiol y prolactina, y las hormonas masculinas, testosterona libre, DHEA y androstenediona”

Mejorar el estilo de vida: una clave importante
Los síntomas asociados al SOP, pueden cambiar y mejorar; al ser un síndrome, es estos varían mucho de mujer a mujer. El cambio de estilo de vida, tales como alimentarse sanamente, realizar ejercicios, tengas sobrepeso o no, es fundamental. De esta forma podrás recuperar el control de tu organismo, restaurando tu salud.

Reserva tu cita con nuestros especializados ginecólogos de OncoGyn ¡Haz clic AQUÍ!
Búscanos en Facebook: Clinica Oncogyn



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *