302019Abr
Consejos para combatir el estrés femenino

Consejos para combatir el estrés femenino

El estrés es una reacción que desarrolla el cuerpo ante un desafío o cambio. En ciertas circunstancias y si  es a corto plazo puede resultar útil, pero si este es prolongando, es decir, a largo plazo, produce problemas de salud. Las mujeres son más propensas a sufrir sus síntomas, como malestar estomacal y dolor de cabeza, dando lugar al estrés femenino

Estrés en la mujer ¿de dónde llega?

Durante eventos estresantes, se liberan hormonas, entre ellas la adrenalina, la cual varía durante el día según situaciones a las que se está expuesta.

El cortisol, también producida en situaciones de estrés, disminuye su secreción al atardecer, solo de esa forma se puede conseguir un sueño reparador, por lo que, si una persona está estresada en la últimas horas de la noche, no podrá conciliar el sueño; afectando en la salud de quien lo padece, aunque no todos tendrán los mismos síntomas. Te mencionamos algunos de ellos:

  • Dolor de espalda y cuello
  • Dolores de cabeza
  • Molestias estomacales
  • Comer en exceso o no comer lo suficiente
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Falta de energía
  • Pérdida del interés en el sexo
  • Problemas cardíacos
  • Acné y problemas como urticaria o sarpullido.
  • Perder el control o enojarse con facilidad

En las mujeres afecta también de otras formas, como la depresión y ansiedad; problemas en el ciclo menstrual y en el embarazo.

¿Cómo puedo disminuir el estrés?
  • Realiza respiraciones profundas: ayudará a que respires más lento haciendo que tus músculos se relajen.
  • Estírate: ayuda a relajar los músculos y te sentirás menos tensa.
  • Duerme lo suficiente: para sentirte descansada debes dormir entre 7 y 9 años.
  • Ponte en movimiento: haz ejercicios, la actividad física ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.
  • Medita: la meditación ayuda a tener pensamientos positivos, que ayudan a disminuir el estrés.
  • Ten una dieta saludable: come alimentos altos en vitamina B, como plátanos, pollo, pescado, palta y vegetales con hojas verdes oscuras.
  • Conversa con tus familiares y amigos: contarles tu situación, permitirá que veas tu problema desde otro ángulo, además de poder sugerir soluciones.
  • Busca ayuda profesional si lo necesitas: la ayuda de un terapeuta puede ayudarte a reducir las fuentes de estrés, aprender nuevas habilidades y emociones.

Muchas veces el estrés se esconde en ciertas dolencias que sufren las mujeres, perjudicando su salud y bienestar general.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *