132019Abr
Ardor, picazón y secreciones anormales: ¿Cómo combatir las infecciones vaginales recurrentes?

Ardor, picazón y secreciones anormales: ¿Cómo combatir las infecciones vaginales recurrentes?

Todas las mujeres son propensa a sufrir de infecciones vaginales, sin importar su edad. Otro aspecto importante es que la mitad de ellas, a lo largo de su vida sufrirá de infecciones vaginales recurrentes, es decir, tendrán entre una segunda o más, una reinfección después de haberlas tratado. Esto puede ser por una alteración de la flora vaginal.

Siendo la vulvovaginitis una de las más comunes y provocada por agentes infecciosos como la candidiasis, tricomoniasis y vaginosis bacteriana. Por otra parte, las infecciones de transmisión sexual (ITS), más comunes, son causadas mayormente por la clamidia, herpes, virus del papiloma humano (VPH).

¿Y qué tiene que ver la flora vaginal?

La flora vaginal está compuesto por un conjunto de bacterias que crean una barrera protectora frente a las infecciones, pero cuando hay desequilibrios, ya sea por una higiene íntima excesiva, uso de espermicidas, estrés, ropa ajustada o desajustes hormonales que provoca un cambio en el pH de la mucosa, que conlleva a que el nivel de protección frente a las infecciones disminuya.

Podemos identificar estas infecciones, al sentir picazón y ardor en la parte externa o interna de la vagina, la cual puede empeorar después de tener relaciones sexuales; además de la aparición de secreciones vaginales, que pueden ser densas, cambiar de color y olor.

En el caso de identificarte con estos síntomas, es necesario que acudas a un especialista y pueda realizar un diagnóstico, a través de un chequeo integral ginecológico, donde se examine estas zonas sensibles en la vulva y otros órganos con el fin de prevenir alteraciones o enfermedades.

Mediante la realización del frotis cérvico vaginal, se podrá determinar si la infección es causada por hongos o bacterias, de no ser el caso, el test de Papanicolaou (PAP) y la colposcopia complementan la evaluación descartando o encontrando alguna anomalía que puede ser tratada. El cual dependerá de la causa que provoque la infección.

Si después de haber terminado el tratamiento y tras un corto tiempo aparece una reinfección, es necesario volver con el especialista, y cambiar el tratamiento, evite automedicarse, sobre todo si reconoces que son los mismo síntomas, pues solo causaras que la infección perdure y cause resistencia a los medicamentos, siendo más difícil combatirlo.


Reserva tu cita con nuestros especializados ginecólogos de OncoGyn ¡Haz clic AQUÍ!
Búscanos en Facebook: Clinica Oncogyn



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *