272015Set
PROTEGER LOS HUESOS EVITARÍA EXPANSIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

PROTEGER LOS HUESOS EVITARÍA EXPANSIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

Aproximadamente el 85% de los cánceres de mama que se expanden por el cuerpo, terminan en los huesos, punto en el cual son difíciles de tratar y son más agresivos.

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Sheffield, concluyó que algunos tipos de cáncer de mama pueden alterar la estructura de los huesos para poderse multiplicar y expandir con mayor facilidad.

Este descubrimiento podría conducir a tratamientos destinados a prevenir o frenar la expansión del cáncer de mama con una efectiva protección de los huesos, donde las células cancerígenas parecen hacerse más fuertes.

Los especialistas identificaron una enzima llamada LOX, producida por un tumor primario en la mama y que se libera en la sangre, la cual es responsable de su propagración a los huesos, causando la mayoría de las muertes por este tipo de cáncer. Esta enzima forma agujeros en los huesos, haciendo posible el crecimiento de las células cancerígenas, que finalmente hacen metástasis, así explicaron los científicos, que llevaron a cabo una serie de experimentos en ratones.

El Cáncer de mama también se expande al pulmón y los ganglios

El Dr. Giovanni Casafranca, ginecólogo de la Clínica Oncogyn Sede Miraflores, señala que el cáncer de mama no solo se expande hacia los huesos sino también hacia el pulmón y los ganglios linfáticos de la axila.
“Cuando el cáncer ha hecho metástasis, es decir que ya esta diseminado y su crecimiento es mayor; su estado de gravedad o severidad va a depender del estado inmunológico de la paciente y diferentes factores propios del tratamiento que lleva para combatir el cáncer. Uno de los lugares más usuales donde se propaga el cáncer de mama, son el pulmón y el hueso; cuando llega la hueso pueden producirse fracturas”, precisa el especialista de Oncogyn.

Medicina contra osteoporosis podrían ayudar, según estudio

Científicos que realizaron este estudio sugieren que los medicamentos que se usan para tratar la osteoporosis ayudarían a detener el desarrollo y expansión del cáncer de mama. Este proceso podría ser interrumpido con bisfosfonato, contenido en dichos medicamentos, que previene la pérdida de masa ósea y se utilizan para contrarrestar los dañinos efectos de la osteoporosis, ya que fueron capaces de evitar cambios en los huesos y con ello bloquearon la propagación del cáncer, en los ratones.
Finalmente, los investigadores aseguran que es necesario llevar a cabo más estudios para establecer con precisión la manera en que interactúan las células óseas y las enzimas LOX, con el objetivo de desarrollar tratamientos eficaces para impedir la metástasis o propagación del cáncer de mama hacia el pulmón, huesos o ganglios.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *