52015Oct
MAMOGRAFÍA EN MUJERES DE 50 A 74 AÑOS REDUCE EL RIESGO DE MUERTE

MAMOGRAFÍA EN MUJERES DE 50 A 74 AÑOS REDUCE EL RIESGO DE MUERTE

Realizar mamografías en mujeres de dicho rango de edad que no desarrollan sistemas de cáncer de mama, disminuye en un 40% el riesgo de morir por este tipo de cáncer.

Reciente estudio confirma que las mujeres de 50 a 69 años que se someten a mamografías de cribado reducen su riesgo de morir por cáncer de mama en un 40% en comparación con las que no son evaluadas. Las mujeres en general, sin rango de edad definido, que se someten a esta prueba registran una reducción del riesgo del 23% de muerte por este tipo de cáncer.

“La mamografía es el único método de cribado que es eficaz. El cribado consiste en el uso periódico de determinadas exploraciones o pruebas en personas que no tienen síntomas de cáncer, pero que tienen alto riesgo de desarrollarlo. Si su cobertura supera el 70% de casos, esta prueba puede reducir enormemente la mortalidad por cáncer de mama”, así lo sostuvo el Dr. Dueñas, Director General del Centro de Oncología Preventiva OncoGyn

Los resultados del estudio precisaron indicaron que hay suficientes evidencias de que el cribado es beneficioso en las mujeres con las edades de 50 a 69 años y de 70 a 74 años, pero limitadas para las mujeres de 40 a 49 años. Esta conclusión demuestra que el cribado de mama es una herramienta vital en el aumento del diagnóstico precoz de cáncer de mama y, por lo tanto, reduce el número de muertes.

Menor riesgo de muerte en mujeres mayores de 70

El hecho de participar en pruebas de detección temprana de cáncer de mama, aun sin presentar síntomas también está recomendado para mujeres de 70 y 74 años. El impacto de esta medida sería relevante, pues se trata de un numeroso grupo de mujeres, en una población cada vez más vulnerable a desarrollar cáncer.

“En mujeres de 40 a 49 años, será necesario seleccionar grupos de riesgo que verdaderamente puedan obtener un beneficio, excluyendo a las mujeres que no precisan comenzar a estudiar sus mamas a edades más tempranas. Aunque la mamografía permite diagnosticar tempranamente una enfermedad y ofrecer mejores oportunidades de tratamiento, también puede señalar indicios tumorales que en realidad no existen, lo que se conoce como “falsos positivos”, cosa que ocurre en dicho rango de edad, aseguró el Dr. Dueñas.

Finalmente, el estudio señala que los propósitos de la mamografía son diagnosticar a las mujeres con cáncer de mama temprano, mejorar el pronóstico y reducir el número de casos en etapa tardía y muertes. Sin embargo, hay preocupación sobre el impacto negativo de la mamografía de cribado, respecto a los falsos positivos, el sobrediagnóstico y la posibilidad de cáncer inducido por la radiación. En relación a ello, el estudio concluye que los beneficios potenciales del cribado de mama son mayores que los riesgos.

El Dr. Dueñas concluye que el diagnóstico temprano del cáncer de mama es una importante estrategia de detección precoz, particularmente en los países de ingresos bajos y medios, donde la enfermedad se diagnostica en fases avanzadas y los recursos son muy limitados.

“La mamografía de cribado se ha implementado mediante programas de salud pública o privada en países de altos ingresos, pero menos en países en vías de desarrollo. En la mayoría de los países de América Latina, la detección del cáncer de mama es promovida principalmente por grupos de defensa y campañas periódicas”, concluyó el especialista de OncoGyn.

DATO:

Científicos vienen desarrollando estudios sobre métodos de detección alternativos, como la ‘tomosíntesis digital’, una nueva forma de imágenes en 3D que potencialmente podría mejorar la exactitud de la mamografía al analizar el tejido mamario más denso.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *