242019Ago
Menopausia y cáncer de mama: doble golpe para algunas mujeres

Menopausia y cáncer de mama: doble golpe para algunas mujeres

La menopausia es ese momento natural en la vida de la mujer donde los ovarios dejan de funcionar, dejando de producir estrógenos, y estos son producidos solamente por la glándula suprarrenal y de las células de grasa.  Durante esta etapa los órganos reproductivos femeninos involucionan, es decir, cesa la fertilidad. Por otra parte, durante este periodo el cáncer de mama tiene más incidencia aunque a la vez este factor de riesgo desciende.

Menopausia y cáncer de mama, puede sonar  complicado, pero la menopausia por sí sola no eleva el riesgo de cáncer de mama; sin embargo, la edad sí. Esto se debe a la exposición de estrógenos en la mujer, siendo esta una de las causas principales, de manera que una mujer que tiene la menopausia a los 55 años tiene mayor riesgo de este cáncer en comparación de una de 45 años. Por lo que en casos de menopausia precoz, ya sea de forma natural o por extirpación de ovarios, es un factor que protege contra el cáncer de mama.

Con relación a los estrógenos, con la menopausia se disminuye su producción; no obstante, el cuerpo lo seguirá produciendo, siendo los adipocitos o células de grasa uno de los encargados de generarlos. De modo que el sobrepeso también se vuelve un factor de riesgo en la posmenopausia.  Sin embargo, existen otros factores de riesgo en cuanto al cáncer de mama, sobre todo los genéticos en ambos sexos.

En la mujer posmenopáusica es más habitual que se observe receptores hormonales positivos en las células malignas, por consiguiente este tumor es hormonodependiente mayormente y puede ser tratado con hormonoterapia, por lo tanto, es menos invasivo. Asimismo este tipo de cáncer de mama tiene tendencia a un crecimiento lento y es menos mortal.

Sin embargo, aunque el cáncer de mama relacionado al estrógeno suele ser el tipo más frecuente, no quiere decir que los de tipo invasivos no afecten en la menopausia.

El mejor camino que existe ante el cáncer de mama y cualquier otra anomalía  es la prevención, con chequeos mamarios oportunos que permitan detectarlo de forma precoz, que incluyan mamografía y ecografía mamaria. De igual forma realizarse el autoexamen en cualquier momento si es que ya pasaron la menopausia y quienes aún no, deben hacerlo después del ciclo menstrual, cuando las mamas no están sensibles.



Comentarios




Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *