232019Nov
Hiperplasia endometrial: ¿es un factor de riesgo de cáncer?

Hiperplasia endometrial: ¿es un factor de riesgo de cáncer?

La hiperplasia endometrial es un cuadro en el cual el revestimiento interno del útero es anormal. Es decir, la pared uterina se vuelve demasiado gruesa. No es un cáncer; sin embargo, algunos casos podrían inducir un cáncer de útero.

El endometrio cambia durante los ciclos menstruales como parte de una respuesta hormonal. Con la finalidad de que este revestimiento crezca y se engruese, preparándolo para un embarazo. Si esto no ocurre, se produce la menstruación desprendiendo esta capa y empezando nuevamente el ciclo menstrual.

La hiperplasia endometrial es causada por el exceso de estrógeno o a falta de progesterona. Estas hormonas participan en el ciclo menstrual. El estrógeno hace crecer las células en el endometrio, y la progesterona indica cuando se debe desprender. Cuando hay desequilibrio hormonal se producen células anormales.

Síntomas de la hiperplasia endometrial

  • Sangrado menstrual abundante o que dura más de lo normal
  • Ciclos menstruales menores a 21 días
  • Sangrado entre periodos menstruales
  • Ausencia de periodo
  • Todo sangrado después de la menopausia

El sangrado uterino es un síntoma de muchas complicaciones, por lo tanto, al tener esta sintomatología, el especialista puede indicar una ecografía transvaginal. Mediante este examen de ondas sonoras, se puede medir el revestimiento uterino, ver si es gruesa o normal. Una capa gruesa puede indicar hiperplasia endometrial.

¿Quiénes pueden sufrir de hiperplasia endometrial?

Las mujeres que son más propensas de sufrir hiperplasia endometrial son quienes hayan pasado por la menopausia. Debido a que la ya no se ovula y no se produce progesterona, o antes, durante la perimenopausia, cuando la ovulación ocurre con irregularidad.

Sin embargo, existen otros factores como los siguientes:

  • No haberse embarazado
  • Comienzo de menstruación a una edad muy temprana
  • Menopausia a una edad muy avanzada
  • Obesidad
  • Consumo de cigarros
  • Tener antecedentes de cáncer de útero, ovario o colón
  • Automedicarse anticonceptivos hormonales combinados
  • Automedicarse fitoestrógenos (estrógenos naturales como la soya, aguaje, etc.)

La hiperplasia endometrial se puede prevenir, las mujeres pueden realizarse exámenes pélvicos regularmente para su detección temprana y tratamiento oportuno.

La Dra. Angelina Sorrentino, ginecólogo de la Clínica OncoGyn señala que “hay tratamientos o métodos anticonceptivos que se indican en la perimenopausia y controlan el crecimiento del endometrio como el mirena”.

Se recomienda:

  • Evitar el sobrepeso
  • Realizar ejercicio diario
  • Comer una dieta saludable y evitar alimentos altos en grasas

Reserva tu cita con nuestros ginecólogos especializados de OncoGyn ¡Haz clic AQUÍ!
Búscanos en Facebook: Clinica Oncogyn



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *