102015Oct
¿CUÁNDO UNA SECRECIÓN VAGINAL ES ANORMAL?

¿CUÁNDO UNA SECRECIÓN VAGINAL ES ANORMAL?

La secreción vaginal normal ocurre durante el ciclo menstrual, pero muchas veces tiene distintas características y en la diferencia de éstas se puede saber si es que existe alguna infección o si se está realizando una adecuada higiene en esta zona.

Las glándulas del útero producen un líquido vaginal para mantener una buena limpieza de la vagina y regular el paso entre los órganos reproductivos interiores y el exterior del cuerpo. No debe haber preocupación si es este líquido es transparente o de color blanco lechoso y no se acompaña de ningún olor desagradable.

“Un secreción vaginal normal se da como parte de la lubricación intima femenina. Es transparente como clara de huevo o un color blanco muy tenue, otros tipos de secreciones diferentes a éste, no son normales, lo cual podría indicar una infección vaginal”, asegura el Dr. Giovanni Casafranca, ginecólogo de la Clínica Oncogyn San Isidro.

Mujeres embarazadas o en etapa de ovulación experimentan distintos flujos vaginales debido a que sus cuerpos experimentan cambios hormonales y, en el caso de las adolescentes, se tratan de establecer ciclos menstruales regulares, es por eso que la frecuencia de estas secreciones disminuye después de comenzar los periodos menstruales.

Flujo vaginal claro saludable vs. No saludable

“El color y las características pueden ayudar a identificar a un tipo de germen que ocasione tal infección, por ejemplo, si es un flujo blanco espeso o como leche cortada es probable que sea una infección por hongos. Si es marrón o grisáceo con mal olor, puede ser una vaginosis bacteriana y si es amarillo se debe a otro tipo de germen”, menciona el Dr. Casafranca.

El flujo vaginal no saludable o anormal nunca es claro. Se notan cambios en el color, el olor, la consistencia y la cantidad. Su presencia siempre causa incomodidad y se acompaña de dolor, erupción, ardor al orinar, entre otros síntomas molestos.

Muchas veces se presentan molestias causadas por el flujo vaginal, para contrarrestar esta situación recomendamos usar siempre ropa interior de algodón, mantener ventilada la zona íntima, usar papel sanitario sin perfume, evitar las duchas vaginales frecuentes y lo más importante, visitar a un ginecólogo regularmente.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *