112017May
La lucha de una mamá con cáncer

La lucha de una mamá con cáncer

Mamá con cáncer y toda mujer que pasa por un proceso de tratamiento contra el cáncer es normal que se presenten indicadores de estrés, dependiendo de su personalidad y de la manera como afronten los problemas, pueden presentarse ansiedad, depresión y miedo.

En la etapa de tratamiento es importante el apoyo de los familiares cercanos, es decir, hermanos, padres y si se tiene una familia formada, esposo e hijos. Ello porque van a ser las personas que te acompañen durante todo el proceso y recibir el cariño y comprensión de ellos es primordial.
Acompañado a ello, también se pueden asistir a grupos de apoyo, reuniones con amistades o profesionales en salud mental que brinden el soporte emocional.

Para las mujeres que tienen una familia formada, la preocupación es aún mayor, ya que no se trata solo de la recuperación por ellas mismas, sino, por sus esposos o hijos que puedan verse afectados emocionalmente por los cambios emocionales que se presenten en la mamá.

Algunas madres pueden llegar a pensar que no saldrán bien del tratamiento o que el cáncer puede volver a aparecer y que dejarán solos a sus hijos, presentándose los signos y síntomas depresivos.

En algunos casos, pueden sentir que son una carga para su familia, ya que no pueden realizar sus actividades con normalidad, ya sea a nivel laboral o a nivel del hogar, realizando los quehaceres del mismo.

Imagen relacionadaPor ello, es importante que se les brinde soporte emocional, compartiendo momentos especiales con ellas, demostrándoles el cariño que se les tiene, acompañándolas a las terapias o inclusive asistiendo con ellas al psicólogo para que vean que es un proceso en familia y que las mejoras que se buscan es en beneficio de todos. Añadió nuestra especialista en psicología Lic. Maira Rodríguez.

Cambiar los hábitos alimenticios junto con ella, es también una forma de demostrarle que se le está apoyando en el proceso y que realmente es importante su mejora.

Todo ello contribuye a que las preocupaciones o temores que pueda presentar la madre disminuyan, sintiéndose en confianza de apoyarse en su familia y entablando un vínculo afectivo aún mayor del que podían tener antes de la enfermedad.

Luchando junto a ellas es como realmente se afronta dicha situación, no depende solo de la madre con cáncer, sino, de todos los que puedan de alguna manera apoyarla en el proceso, principalmente la familia.



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *