32018Abr
Infecciones Urinarias durante el embarazo ¿Hay peligro?

Infecciones Urinarias durante el embarazo ¿Hay peligro?

¿Qué es la infección urinaria?

La infección urinaria es una enfermedad que consiste en la presencia de gérmenes que crecen y se desarrollan en la orina, estos gérmenes afectan tanto las vejigas como los riñones, causando insuficiencia renal. Según estudios, una de cada tres mujeres padecerá de una infección urinaria a lo largo de su vida. Esta enfermedad tiene una incidencia mayor durante el embarazo pues las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecer una infección de orina si están gestando.

Principales síntomas

Existen dos tipos de síntomas: Síntomas Irritativos y Síntomas Obstructivos. Mayormente se producen los síntomas irritativos: Sin embargo existe un gran grupo de gestantes que teniendo la infección son asintomáticas, por eso se debe controlar con un cultivo cada trimestre.

· Dolor al orinar (disuria).

· Ardor al orinar.

· Levantarse en la noche para orinar.

· Orinar a cada rato – polaquiuria.

· Ganas de seguir orinar – tenesmo.

¿Por qué se producen las infecciones urinarias durante el embarazo?

· Malos hábitos de higiene: no hay buen lavado de genitales, se infecta la zona e ingresan los gérmenes.

· Actividad sexual: la actividad sexual bombea los gérmenes que están fuera e ingresan al aparato reproductor.

· Malos hábitos: aguantar la orina, caminar mucho, ropa ajustada.

La mujer gestante suelen tener bajas defensas, por lo cual las infecciones urinarias son mucho más frecuentes, se dice que el 50 y 60 % de mujeres embarazadas puede obtener una infección. En los últimos meses de la gestación, el útero aumenta tanto de tamaño que presiona la vejiga, y esto hace que sea más difícil vaciarla por completo cuando se orina. El resultado de todos estos cambios es que la orina tarda más tiempo en recorrer las vías urinarias facilitando la posibilidad de que las bacterias que han podido alcanzar la orina se multipliquen.

¿Es posible contraer una infección en los riñones?

Sí es posible, si la mujer embarazada no se cuida bien y la infección es mal curada, la infección de la vía urinaria pasará a los riñones, lo cual producirá microcalcificaciones y abscesos. Produciendo la infección del riñón.

Una infección en los riñones también puede tener consecuencias graves para el bebé. Aumenta el riesgo de que exista un aborto, parto prematuro o un bebé que nazca con bajo peso o complicaciones; esto se ha asociado con un mayor riesgo de muerte fetal o muerte al nacimiento.

¿Cómo evitar estas infecciones?

· Teniendo buenos hábitos de higiene y alimentos.

· Bebiendo mucho líquido: Esto favorecerá la diuresis (producción de orina).

· No reteniendo la orina: Ir al baño siempre que se tengan ganas.

· Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales

· Evitando productos de higiene femenina ya que pueden irritar la uretra facilitando la invasión de las bacterias.

· Utilizar ropa interior de algodón y evita las prendas sintéticas.

Tratamientos

El tratamiento adecuado para este tipo de patología consiste en el uso de antibióticos. En el caso de pacientes que sufran infecciones recurrentes.

Es posible que el especialista decida aplicar un tratamiento continuado para la infección urinaria, que puede llegar a prolongarse incluso hasta el momento de dar a luz.

Es recomendable que sean vistas por un ginecólogo durante y después del nacimiento del bebé. Muchas veces, las mujeres gestantes que padecen de este malestar son sometidas a tres exámenes mensuales de orina pues suelen ser asintomáticas.

Reserva tu cita con nuestros especializados ginecólogos de OncoGyn ¡HAZ CLIC AQUÍ!
Búscanos en Facebook: Clinica Oncogyn



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *