152018Mar
6 Razones por las que una mujer puede padecer de incontinencia urinaria

6 Razones por las que una mujer puede padecer de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de la orina. Puede manifestarse a cualquier edad y en ambos sexos, aunque es más común en el sexo femenino y en mujeres a partir de los 50 años, siendo un trastorno que no solo perjudica la salud física de quien lo padece, sino también psicológica, porque le impide desarrollarse socialmente, por los temores que genera perder orina.

Existen múltiples razones por las que se puede presentar este trastorno, aquí detallamos algunas de las causas médicas, condiciones fisiológicas o situaciones personales, pueden llevar a sufrir incontinencia urinaria.


Resultado de imagen para menopausia1. Menopausia: Esta etapa de la mujer se caracteriza por cambios hormonales y físicos. En este caso, la disminución de la cantidad de estrógenos afecta a los músculos abdominales, lo que puede provocar un cambio en la posición de la vejiga, de modo que se reduce la eficacia de los músculos encargados de mantenerla cerrada.






Imagen relacionada2. Infecciones en las vías urinarias: Las infecciones en las vías urinarias, como la cistitis, es otra de las posibles condiciones que puede provocar una incontinencia urinaria transitoria. Y es que cuando se padece de infección de orina, se produce una hipersensibilidad de la vejiga y ésta aún sin encontrarse totalmente llena, envía señales incorrectas al cuerpo para orinar con urgencia. Además de la necesidad de orinar con frecuencia, esta afección se manifiesta mediante síntomas como escozor, ardor y dolores durante la micción, orina turbia o con presencia de sangre, sensación de presión en la parte inferior del abdomen, molestias al mantener relaciones sexuales, fiebre, escalofríos, etc.


 
Imagen relacionada
3. Embarazo y parto: El cuerpo femenino experimenta muchísimos cambios físicos y hormonales durante los meses de la gestación, y la incontinencia urinaria es uno de los padecimientos que se puede sufrir en consecuencia a ellos. Entre los factores que aumentan las posibilidades de tener pérdidas de orina están las alteraciones hormonales, el crecimiento del abdomen y la presión que el útero ejerce sobre la vejiga. Además, el gran esfuerzo que realiza la mujer durante el parto puede acabar afectando a los músculos del suelo pélvico y debilitarlos.



 
Imagen relacionada

4. Retención de la orina. Existe una tendencia generalizada a no satisfacer el deseo de orinar cuando aparece y retrasar la micción, por obligaciones laborales u otras actividades diarias. El hábito de aguantar hasta el último segundo puede en el futuro favorecer la aparición de infecciones urinarias y causas de incontinencia de orina, ya que se está ejerciendo un peso innecesario.





Imagen relacionada5. Sobrepeso: Un exceso de peso, especialmente en casos de sobrepeso, supone para nuestros músculos abdominales y pélvicos una mayor presión, que puede provocar pérdidas de orina, más o menos llamativas.

6. Enfermedades neurológicas: Las enfermedades que afectan a nuestras capacidades neurológicas, como Parkinson, Alzheimer, espina bífida, esclerosis múltiple o los daños cerebrales, pueden originar incontinencia, pues se ve afectada la comunicación entre nuestro cerebro y la vejiga. De modo que la persona es incapaz de controlar la vejiga o de vaciarla por completo.



Un tratamiento revolucionario recomendable, cuando se presenta incontinencia urinaria como una pérdida de orina de grado leve o moderado, es el uso del láser, así lo recomienda el Dr. Julio Dueñas PhD de la clínica ginecológica OncoGyn.

“El tratamiento de la incontinencia urinaria clásico es la cirugía, frente a este tratamiento agresivo, doloroso y costoso, está como alternativa el láser, aunque parezca mentira, es económico, rápido, eficiente e indoloro, con una recuperación total. El tratamiento dura entre 20 y 25 minutos y no necesita tiempo de descanso médico, la paciente puede seguir sus actividades con normalidad. Este método no invasivo lo realizamos en LaserGyn

El primer paso es siempre recurrir a tu chequeo preventivo de manera periodica, el ideal una vez cumplido los 40 años es el Chequeo Integral de Climaterio, este te permite detectar y prevenir las diferentes enfermedades ginecológicas propias del Climaterio (mujeres mayores de 40 años). Además incluye descarte de diabetes, osteoporosis, anemia y cáncer ginecológico (VER MÁS)

Reserva tu cita con nuestros especializados ginecólogos de OncoGyn ¡HAZ CLIC AQUÍ!
Búscanos en Facebook: Clinica Oncogyn



Comentarios





Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *